domingo, 25 de abril de 2021

La niña que iba en hipopótamo a la escuela – Yoko Owaga

Este mes tenemos literatura japonesa en el club Escuela de Mandarines. Una bonita edición de la editorial Funambulista, una lectura que a muchos ha recordado a Heidi, son algunos los paralelismos, es cierto, sobre todo la alegría que queda incluso cuando de fondo está la enfermedad de una niña. Una historia amable, cotidiana y, sin embargo, extraordinaria. Tomoko al cumplir 12 años va a vivir con la hermana de su madre y toda su familia. Es el año 1972, el tren bala acaba de realizar su primer viaje. Tomoko llega a otra ciudad, a Ashiya, inicia allí la secundaria y sobre todo convive Mina, su prima, que sufre de asma y va en hipopótamo, una hipopótama enana, a la escuela. Una familia que vive en una gran mansión y que acoge a Tomoko como una más, la casa que está presidida por dos ancianas, la tía abuela Rosa de ascendencia alemana y la señora Yoneda, el ama de llaves japonesa, una más de la familia, la que realmente toma las decisiones, por el tío que es tan carismático, capaz de arreglar cualquier objeto estropeado, que condiciona la actividad de la propia casa pero ausente a menudo, un gran misterio que a Tomoko le gustaría resolver. También tenemos al señor Kobayashi el jardinero y cuidador de Pochiko la hipopótama y un primo que estudia en Austria. La tía que tiene una habitación propia y Mina, también con su habitación propia: el baño de luz, esa habitación que permite a las primas sus confidencias.

El vínculo con la literatura, con los escritores, como afecta la muerte del premio Nobel Yasunari Kawabata, tanto como si fuera un conocido de la familia. Los libros y las bibliotecas presentes en esta familia heredera de la bebida Fressy que siempre está en la mesa y disponible a todas horas. Pero las historias no solo están en los libros también en esas cajas que albergan las de cerillas que colecciona Mina. Historias de esos personajes de sus ilustraciones que pueblan la imaginación de la niña de luz, la que tiene una gracia extraordinaria para prender cerillas.

Los juegos olímpicos de Munich tienen también su protagonismo en esta historia, esa ilusión por el deporte, por el voleibol, a una edad en la que es fácil vivir en primera persona los avances de una selección olímpica. El espíritu olímpico. Aquellos juegos que estuvieron marcados por el secuestro y asesinato de deportistas de la delegación de Israel.

Un año en la vida de una niña de 12 años que le supone un punto de inflexión. Un año que compartirá con su familia en un mundo lleno de aventuras sin salir de casa. La vida de los adultos vista desde los ojos de esta niña de 12 años que años después nos cuenta como recuerda aquel año de 1972 en aquella mansión que ya no existe, aquellos meses que parecían eternos que le permitieron compartir las ilusiones de la niñez y guardar recuerdos inolvidables.

domingo, 11 de abril de 2021

Mujeres del alma mía – Isabel Allende

Isabel Allende vuelve a mis lecturas gracias al regalo de una buena amiga. En esta ocasión con una historia muy personal, aunque diría que todas las de Isabel Allende lo son, y con un género distinto al de la novela. Ha sido una estupenda reconciliación con la autora. Un libro que nos habla de su relación con el feminismo, nos habla de la mujer en el mundo, sobre todo de las mujeres de la familia pero no solo de ellas. Un libro que no puede estar más de moda, tanto como lo está la palabra feminismo, el concepto, por otro lado, digamos que es bastante voluble según quien lo utilice, parece también estar muy presente en los medios de comunicación y en el día a día.

Su vida y la de los suyos en una fuente inagotable de historias. De historias que nos llevan a conocer como ha evolucionado la vida para tantas mujeres, aquellas que tuvieron oportunidad de cambiar las cosas y aquellas que se adaptaron a una época donde tenían poco margen de actuación. Numerosas anécdotas que nos llevan por distintas sociedades como Chile y California, pero siendo hija de diplomático, son muchos más los lugares a donde la acompañaremos. Son, por tanto, muchas las personas con las que ha interactuado y muchas las historias que conoce y ahora somos nosotros los que podemos compartirlas también.

Pero no habla solo de feminismo, habla de vivir la vida, todas las etapas de la vida, cada día vivido es experiencia que nos debe llevar a disfrutar más de tanto que tenemos, aun cuando sea mucho lo que añoramos. La edad no es excusa, todo lo contrario. Nos habla de Panchita, su madre, de Paula, su hija, de Carmen Balcells, su agente, que nos trajo su literatura a tantos. Nos habla de tantas otras mujeres que la Historia nos permite recordar y nos habla de muchas otras, anónimas, pero que ahora formarán parte de la historia de la literatura. Y, como no, también nos habla de los hombres que han estado cerca de ella, incluso de aquellos que no lo estuvieron. 

De la misma autora en este blog:

    El juego de Ripper

domingo, 28 de marzo de 2021

Andanzas y entremeses de Juan Rana - Ron Lalá

En esta ocasión leemos teatro gracias al club de Lecturas Dramáticas. Juan Rana, famoso actor del Siglo de Oro llega, gracias a la compañía Ron Lalá, a los escenarios y también a las páginas de este libro que recorre la vida del actor en estos entremeses que tan buen rato nos hacen pasar.


El inquisidor general quiere llevar a la hoguera a Juan Rana, se le acusa de hacer reír, de ser irreverente, de blasfemia, de herejía, de… Son muchos los personajes que actuarán en este juicio, son muchos los que lo conocen y es a muchos a los que hace disfrutar con sus andanzas. Encontramos en sus páginas a Lope y Calderón también a aquellos que compartieron escenario con él, como Bernarda, encontramos a tantos que quieren seguir disfrutando de su buen hacer en el escenario, incluso el verdugo participa en este juicio secreto intentando evitar tener que realizar su trabajo. Encontramos escenas que nos harán reír a carcajadas como cuando Juan Rana es su propio retrato, o cuando otros se disfrazan de Juan Rana convirtiéndose Cosme Pérez en una pareja de gemelos. Sorprendentemente también disfrutaremos con el inquisidor general que tampoco puede resistirse a la fuerza de Cosme Pérez o Juan Rana o como quiera que se llame, disfrutaremos no solo con las historias que nos llegan desde el Siglo de Oro, sino también con esos guiños a la actualidad que es tan eterna. Y la música, presente en toda la obra, que ya se adivina en las páginas de esta edición y que es el directo el que nos hará disfrutar de ella totalmente.

domingo, 14 de marzo de 2021

Confabulación – Carlos del Amor

El club Te leeré miércoles tiene este mes como protagonista a Carlos del Amor con su libro Confabulación: Una enfermedad donde son los recuerdos los que nos llevan a dudar de nosotros mismos. Andrés descubre un día que quizás aquello que recuerda no es lo que realmente pasó, que es su propio cerebro el que hace que recuerde situaciones que nunca ocurrieron. Una enfermedad que puede derivar de aquella operación que tuvo de pequeño. Una enfermedad que le lleva a cuestionarse su pasado, su presente y su futuro. Compartiremos con él etapas de la vida que llegan tras un diagnóstico, la negación, la búsqueda, la adaptación, el asumir que uno es diferente, el encontrar a otros como tú, el tomar decisiones sobre el futuro. Una historia donde acompañamos a Andrés mientras se replantea sus relaciones con los demás, con Alejandra, el amor de su vida, con su madre, con sus compañeros de profesión…, lo acompañamos mientras empieza relaciones nuevas, acompañamos a Andrés mientras pone a prueba sus recuerdos, mientras las redes sociales entran en su vida, igual que han llegado a entrar en la de casi todos, redes sociales que comparten nuestros recuerdos incluso con nosotros mismos.

Un libro que como novela nos dejó a muchos algo desilusionados, una historia que empieza muy fuerte pero que no desarrolla esas expectativas creadas. Una lectura, sin embargo, que nos lleva a reflexionar sobre la mente, sobre esos recuerdos que nunca son reflejo fiel de lo que pasó, sobre lo que ocurre cuando ni siquiera existen, o cuando son tan diferentes a aquel momento. Y, por supuesto, los recuerdos de los demás sobre nosotros que nos hacen trascender. Nuestros recuerdos de los demás que los hacen trascender.

La memoria protagonista en las historias de Carlos del Amor, como las que podemos leer en La vida a veces un libro de cuentos donde también nos habla de la memoria:  en SIN RECUERDOS ¿es la que define lo que somos? ¿qué ocurre cuando la perdemos? ¿seguimos siendo nosotros?, en EL TRASTERO, aquello que dejamos pasar y que un día, afortunadamente, vuelve a nosotros. La vida de los nuestros que siempre había sido algo supuesto. LA FOTO que nos lleva a tanto que quedó en el olvido, instantes que una cámara pudo retener, instantes que se convierten en una vida.

Del mismo autor en el blog:

·         La vida a veces.

·         El año sin verano