domingo, 2 de diciembre de 2018

Un hombre en la oscuridad – Paul Auster


“El mejor Auster”, eso es lo que pensé leyendo las últimas páginas de esta novela de Auster, una de la que no había oído hablar hasta que llegó al club Escuela de mandarines.
¡Y cómo la he disfrutado! Reconozco que Auster me gusta mucho. Disfruto leyéndolo de vez en cuando. No puedo decir que sean sus historias las que me enganchan. Me gusta como “la casualidad” está presente en ellas, como es tan sencillo que suceda una cosa distinta. Y aquí, en Un hombre en la oscuridad…, en un libro con una imagen de portada poco afortunada:

No hay una sola realidad, cabo. Existen múltiples realidades. No hay un único mundo. Sino muchos mundos, y todos discurren en paralelo, mundos y antimundos, mundos y sombras de mundos, y cada uno de ellos lo sueña, lo imagina o lo escribe, alguien en otro mundo. Cada mundo es la creación mental de un individuo.

Me ha traído a la memoria uno de los libros que leí de adolescente, uno que me descubrió el infinito, un mundo de infinitos mundos, mundos que pueden diferenciarse en apenas un detalle, mundos donde todo es distinto. Un libro del que no recuerdo su nombre, aunque sí la estantería donde se ubicaba en la biblioteca.
Y Auster nos trae esa realidad que es la imaginación, ¿qué es real? ¿qué no lo es? Historias de un mundo que puede cambiar en un momento. Historias que escuchamos, vemos o leemos cada día. Tantas historias dentro de una historia. Y el final, las últimas páginas del libro, quizás es con lo que más he disfrutado, esa historia donde quizás estaba menos presente la imaginación, ¿o solo es lo que pensamos? Y esa otra, una nueva guerra civil ¿solo ficción?

Los libros obligan a dar algo a cambio, a utilizar la inteligencia y la imaginación, mientras que una película puede verse- e incluso disfrutarse – en un estado de irreflexiva pasividad.

August Brill, recuperándose de un accidente de coche, nos contará ¿reinventará? su propia vida y no solo la suya. Owen Brick despierta en el fondo de un foso de paredes muy lisas que no puede escalar. Un juego que acaba bruscamente, como si a alguien, ante una llamada, quiera finalizar lo que estaba haciendo.
 
Otros libros del autor en el blog:

4 comentarios:

  1. Me alegra mucho leer eso de "el mejor Auster", porque es un autor que me gusta regular, algunos de sus libros nada. Pero estoy dispuesto a seguir intentándolo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso, he leído bastantes reseñas poco favorables para esta novela, poco favorables a Auster en general. No me suele pasar. Ha sido un poco como un jarro de agua fría. Posiblemente no es la mejor novela de Auster, eso sí yo acabé su lectura con una sensación estupenda y es cuando pensé lo de "el mejor Auster". Es un autor que me gusta mucho y al que vuelvo de vez en cuando. También reconozco que para gustarme tanto apenas soy capaz de diferenciar las distintas historias que he leído, salvo las más recientes. Lo que no olvido son las buenas sensaciones que me quedan con sus lecturas. Gracias por pasarte. Me alegraría que te gustara pero no es fácil gustar a todo el mundo, lo fácil con Auster parece ser lo contrario. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Prácticamente calco el comentario. Me parece que Auster tiene algo que decir, pero tengo la sensación de que no me llega, como si no escribiese para mí. Pero he leído pocos libros suyos, de modo que perseveraré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasa justo lo contrario: es como si escribiese para mi. Realmente me da igual lo que cuente, me gusta como lo cuenta. Me gusta que lo cotidiano sea interesante. La sensación es que sus personajes son tristes, no les pondría una sonrisa en la cara, pero me gusta saber de ellos. Los tiempos: la sensación es lentitud. Eso sí, con su última novela, 1 2 3 4, todavía no me he atrevido, por el tamaño tiene que ser de seguidor 5 estrellas. Me da miedo dejar de disfrutarlo y hay tantos que todavía no he leído...
      Estoy revisando los que tengo en el blog, olvidé ponerlo en la entrada. Veo un libro de relatos con el que es fácil disfrutar con Auster: El cuaderno rojo https://algo-cuentame.blogspot.com/2017/04/el-cuaderno-rojo-paul-auster.html
      En cualquier caso, tampoco pasa nada si no se lee a Auster ¿verdad? ;) Un abrazo.

      Eliminar