domingo, 15 de julio de 2018

Los días iguales – Ana Ribera


Un libro que llega a mi blog gracias a otro blog, el de la autora: Cosas que (me) pasan que desde hace tiempo disfruto.


Un libro que cuenta una realidad poco conocida, la de las personas con depresión, una enfermedad difícil de entender, difícil de creer.

La depresión dejaría de ser un tabú y los enfermos encontrarían más comprensión en su entorno si sus síntomas fueran espectaculares e incapacitaran por completo al paciente, si cayera como un mazazo y cualquier mañana no pudieras levantarte de la cama y, además, tu piel se hubiera vuelto azul, tuvieras llagas en las plantas de los pies… Nadie pensaría que finges la piel azul, pero mucha gente cree que se puede simular una depresión porque no sabe como duele y el dolor que causa no se ve hasta que, muchas veces, es demasiado tarde.
Una radiografía de esta enfermedad contada con detalle, con un lenguaje cercano, que nos abre los ojos a una realidad que es más frecuente de lo que podríamos imaginar y que está muy cerca de todos, incluso de los que nos creemos a salvo.  

Sé que no me curé por escribir y no creo que la escritura sea un recurso para todo el mundo ni mucho menos. No sé absolutamente nada sobre el valor terapéutico de la escritura… Simplemente me sirvió, fue algo a lo que agarrarme para no hundirme.
No es un manual de autoayuda, no es un libro que tenga la clave para salir de una depresión…, es un libro que nos pone sobre la mesa esas frases que con tanta frecuencia se utilizan cuando alguien cae en una depresión: sé fuerte, tienes que hacer un esfuerzo, si pones de tu parte…, anímate.  Caer en una depresión, una frase hecha que ya dice mucho de cómo vemos esta enfermedad. ¿Y su banalización? ¿Cuántas veces oímos “estoy deprimido” “es deprimente”?  Aquí acaba lo fácil y empieza la realidad, su realidad, que supera con creces a la ficción.

Sufrir una depresión es tener más miedo del que has sentido en toda tu vida, más miedo del que pensabas que podías sentir ¿Y qué te da miedo? Me da miedo vivir.


6 comentarios:

  1. Me temo que no es una lectura nada fácil de reseñar y creo que lo has hecho estupendamente. Suscribo tu mención a la banalización de la depresión, entendida en muchos casos como un estado de ánimo en un momento determinado, y no lo como lo que es realmente: una enfermedad, con todas las letras, que llega a paralizar tu vida.
    Ya sabes que espero leerlo en breve, te contaré.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa. La reseña al final es casi una cita toda ella ;) Hubiera incluido muchas más citas, pero para eso ya está el libro que lo cuenta mejor que yo, creo que habrá una relectura. Espero tus comentarios cuando lo leas. Muchos besos y buen verano.

      Eliminar
  2. ¡Hola! Por desgracia alguien a quien quiero muchísimo está viviendo esa realidad. No conocía este libro pero ciertamente lo quiero, nunca se sabe suficiente del tema. Muchas gracias por dármelo a conocer.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque cada depresion es distinta, seguro que te dará muchas pistas para entenderla mejor y, con suerte, poder ayudar. Mucho ánimo y espero que se recupere pronto.

      Eliminar
  3. La última frase de la entrada es demoledora. El miedo. El miedo a vivir. Es terrible. La depresión es una enfermedad para que nadie está totalmente inmunizado. y cuando llega lo hace de forma sigilosa, tanto que a veces es difícil de identificar. El libro que comentas parece muy interesante porque es fundamental que todos seamos conscientes, tanto para ayudar quienes nos rodean como a nosotros mismos en caso de que se presente esta maldita enfermedad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, como suele pasar casi siempre, la realidad supera a la ficción. Pocas veces leo libros de no ficción si no es por trabajo, la excepción ha merecido la pena. Es un libro que trata un tema desconocido porque muy pocos conocemos lo que significa estar deprimido de verdad y esta forma de contarlo llega sin abrumar innecesariamente. Un toque de atención para tantos de nosotros. Un abrazo.

      Eliminar